El programa Minnesota es un modelo de tratamiento que se origina en Estados Unidos en los años 50. Se estructura en el apoyo profesional y la guía necesaria para alcanzar las metas del tratamiento.

Mantiene un enfoque integral y multidisciplinario orientado a la abstinencia y basado en los principios de los 12 pasos.

Se pretende alcanzar 2 objetivos a largo plazo:

  1. La abstinencia total: de consumo de sustancias como alcohol y drogas; de conductas sin control como el juego compulsivo; de autoagresiones como la anorexia y bulimia.
  2. Una calidad de vida con salud física y emocional, integrada en un marco familiar y social.

y a corto plazo:

    1. Ayudar a la persona a admitir la necesidad de ayuda.
    2. Ayudar a la persona a identificar cuales son las conductas a cambiar.
    3. Ayudar a la persona a traducir su entendimiento en acción para desarrollar un estilo de vida diferente.