El programa que implementamos se basa en el trípode conceptual de enfermedad crónica, progresiva y multifacética.

Es crónica porque comprendemos que no se cura, sí recuperación en la propuesta de “cuidado continuo”.

Cuando nos referimos a la no cura, es que un adicto jamás podrá consumir drogas en forma segura, el término “crónica”, está enfocado en la relación adicto – droga – descontrol.

Es progresiva porque lentamente la persona va perdiendo salud, claridad en el pensar, relaciones, sano juicio, capacidad de decidir por el bien propio, llegando a la auto destrucción.

Es multifacética porque daña a la persona física, mental y espiritualmente, hasta llevarla a alcanzar la muerte.